Inmediatamente que la madre se percate de que hay una deformidad en las piernas y pies de su hijo debe llevarlo a un especialista, aconsejó, en entrevista con Sandy Aveledo, por Unión Radio, Rolando Villegas, traumatólogo de la Clínica Valle de San Diego.

 

Indicó que generalmente el niño nace bajo tutoría de un obstetra y un pediatra y este último se percata si existe alguna deformidad, pero de no ser así al percatarse de algún cambio hay que acudir al especialista.

Dijo que se debe medir la patología en deformidades angulares (cambetos); y cuando pegan la rodilla (manetos), o meten o sacan los pies.

Al consultarle si el caso de pies planos se puede curar, dijo que el 98% se corrige con ejercicios.

Refirió que el pie plano hasta los 2 años es fisiológico o idiopático, la musculatura no está presente, después se sustituye el tejido adiposo por musculatura del pie, y esto va directamente proporcional con los ejercicios que haga el niño.