Que un obrero del sector salud cobre 370 mil quincenal no tiene ningún tipo de justificación, dijo Pablo Zambrano, dirigente de Fetrasalud, quien considera que ese es el tema que debe tomarse en cuenta en un diálogo en Venezuela, porque la eterna confrontación lo que ha generado es hambre y miseria.

 

Dijo en entrevista con Sandy Aveledo, por Unión Radio, que unos 400 mil trabajadores de la salud han prestado servicio durante la crisis, a pesar de las dificultades, incluso financiando al Estado, porque el sueldo no alcanza ni para el pasaje.

A pesar de esto “no hay repuesta ante la grave crisis que se vive y la eterna confrontación  nos lleva al hambre y la miseria. El salario es la vida y la protección a la familia, y dentro de ello entra la contratación, las pensiones. Nuestra lucha va basada en eso, estamos fuera de la confrontación, y las exigencias claras es que hay que buscar soluciones”, señaló.

A su juicio no se justifica que el sueldo mínimo sea menos de un dólar, cuando en el 2018 se estableció en 30$ al mes, pero existe una política fracasada y la hiperinflación se come el ingreso.

Piden un proceso de recuperación del salario y que se estimule la producción, para que la inversión crezca e influya en el sistema económico del país. “No puede ser que en la bolsa de alimentos vengan muchos productos importados, como la harina, mientras los molinos están parados”, agregó.

Recordó que “más de 9 mil millones de dólares están retenidos fuera del país por falta de acuerdos y de diálogo y eso lo estamos pagando nosotros. Se tienen que dar los pasos para el entendimiento y estas cosas que son las más importantes, como el sueldo, deben entrar en el diálogo para no seguir pasando hambre”.