Durante un  matiné en la calle 4 del sector José Antonio Páez, de El Tigre, un obrero fue asesinado a tiros por uno de los tres individuos que le quitaron el  arma de fuego que portaba, porque se atrevió a bailar con una joven que andaba acompañada de su novio.

Al parecer Pedro Javier Fernández, de 40 años de edad, a quien le decían “pelo”, no tomó en cuenta ni al novio de la muchacha ni a los  amigos de éste, que según algunos residentes de la comunidad son mala conducta. Estaba alegre y envalentonado por el consumo de licor y no lo pensó dos veces para sacar a bailar a la chica.

Relataron los presentes que los  movimientos de las caderas de la joven por el ritmo de la música, lo volvieron eufórico y trató  de atraer el cuerpo de ella hacía el suyo, lo que no le agradó al enamorado de la muchacha, conocido como “el viejo”, quien al verse desplazado se le acercó a Pedro Javier junto con  dos amigos y le arrebataron a la muchacha. Ante esta  acción, “pelo” sacó la pistola, pero no pudo hacer nada porque fue desarmado por los hombres y  uno de ellos, con la misma arma, le disparó cuatro veces matándolo en el acto.

Al sitio se presentó una del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de El Tigre y llevaron el cadáver de “pelo” hasta la morgue del hospital, en donde le apreciaron un tiro en la garganta, otro en la cabeza y dos el tórax.

Con información de El Tiempo