Los cadáveres de Leonardo(22) y Eduard Palacio González(26) fueron localizados en una zona solitaria adyacente a la Autopista Regional del Centro, tramo Los Chaguaramos, en Mariara, municipio Diego Ibarra, cerca del ferrocarril.

Los sujetos eran conocidos en Los Tamarindos, donde vivían, como “pegadores” en La Cabrera, pertenecientes al grupo delictivo denominado “los Sanguinarios”, dedicado a lanzar objetos en la autopista para luego asaltar a los conductores. Aparentemente, habrían tenido problemas con una banda rival, cuyos miembros habrían cometido el doble homicidio.

Los dos tenían disparos en la cabeza, rostro y pecho.

Con información de La Patilla